Empújame, por favor

Si analizamos los conceptos “Necesitar un empujón para progresar” y “Empujar a alguien para derribarle”, podemos ver que no tienen nada que ver, puesto que el primero tiene un concepto positivo mientras que el segundo lo tiene negativo.
Pero… ¿Que pasa si los unimos e intentamos encontrar un significado común?

Hace poco leí un pequeño fragmento de un texto budista en el cual decian que la mejor manera de ayudar a alguien que está  ‘haciendo equilibrios’ por no caer o en una ‘situación inestable’, es empujarle para que, al caer… pudiera al fin levantarse. Esto NO se refiere a ir ‘empujando’ por ahí a todo el mundo, ojo. Está en nuestro criterio el saber identificar a quienes dar un abrazo, tender una mano, empujar para caer y, a veces, ayudar a levantarse. Siempre dicen eso de que una vez que la pelota toca fondo, sólo puede rebotar hacia arriba. Si, es verdad… pero nadie quiere ser esa pelota, que encima de tocar fondo… se ha llevado un golpe.

He visto muchos casos de PYMES que estan haciendo verdaderas ‘virguerias’ por salir a flote, por cuadrar gastos, por sacar la cabeza trimestre a trimestre… pero a veces un consejo, una auditoría o una opinion externa (con criterio) puede dar lugar a un rebranding, un cambio de nombre o una restructuración de las lineas de negocio. Nadie quiere tocar fondo, pero a veces es la única forma de tener una visión desde otro ángulo.

One comment on “Empújame, por favor

  1. Michele Iurillo on said:

    se no hay ilusión en algo.. mejor no seguir…

    Si uno tiene un negocio que ya no le da ilusión.. que lo cierre..

    Buenas reflexiones amigo.. como siempre..