Y llegó el dia…

… y llegó la sorpresa.

Como mi cumpleaños es verano, nunca tuve una fiesta en el cole, nunca pude reunir a mucha gente puesto que era verano y andaban todos desperdigados y nunca pude contar con una pequeña merienda (mis padres mediante) con más de 3 ó 4 peronas.

Pero las cosas cambian… y resulta que lo que tu pensabas que era una crisis paranoica más aguda de lo normal en tu mujer, resultó ser la planificación de una fiesta sorpresa con más de 5 meses de preparación. Creo que ya todos (los que vinisteis y los que no) lo sabeis, porque mi mujer se puso en contacto con vosotros y os hizo toda la explicación… así que no voy a repetirme, pero entrar en una sala y ver a 60 personas gritando FELICIDADES, y con fotos y con abrazos… eso, eso no tiene explicación; es una cosa que no creo que pueda olvidar nunca. Incluso en la boda habia más gente, si, pero los esperaba a todos y cada uno de ellos, por lo que el factor sorpresa era mínimo. Aqui estuve al borde del colapso un par de veces.

Siempre que mi mujer me decia ‘Oye… como se llamaba tu amigo ese con el que jugabas a Pádel? ‘ (o similar) yo siempre le contestaba “Amigo? yo no tengos amigos…” en plan coña, por supuesto. A partir de ayer no voy a poder decir esa frase nunca más.

Amigos de mi infancia, del pueblo, de mi época de la EGB, del instituto, de la universidad, del postgrado, del primer curro (y del segundo, tercero, etc.), la gente con la que voy a tomar café de normal, gente que habia estado de público en alguna ponencia… obviamente no estaban todos, pero los que no estuvieron me grabaron vídeos personales que vi tranquilamente en casa por ser un poco más ‘íntimos’.

A todos, os digo que en ese momento reaccionas como reaccionas, no puedes pasar todo el tiempo con la misma gente, que el factor sorpresa descoloca mucho y que tardas un tiempo en asimilarlo todo, así que si con alguien no pasé el rato preciso o no charlé como fué debido, mis más sentidas disculpas, de verdad.

Siempre, SIEMPRE he pensado que todo el mundo tiene algo mejor que hacer que dejar sus cosas y venir a algo mio (porque es la verdad, todos tenemos ya muchas faenas… trabajo, familia, etc.) y en verdad que yo era feliz pensando así, porque con un contacto mínimo por twitter, o con algún ‘me gusta’ en Facebook ya daba la amistad por ‘calentada’. Pero el hecho de que viniese gente de Alcoi, de Valencia, de Denia, de Alicante… sólo para verme dos horas y volverse… eso no tiene explicación alguna más que la amistad pura y dura. Siempre, SIEMPRE he pensado que nadie hablaba de mi cuando yo no estaba, que lo que yo generaba no era tan interesante como para que alguien debatiera sobre mi si no estaba yo delante… veo que me equivocaba.

Y todo gracias a Isabel Ferragud. Que lo coordinó todo… que supo manejar el evento junto con un examen suyo muy importante, el final de curso, actas y exámenes en su colegio… y encima ocultándomelo lo mejor posible. Y HOY ES SU CUMPLEAÑOS… así que todos a felicitarla por el Facebook o twitter… yo ya lo he hecho ;)

De verdad, a TODOS… muchas gracias. Fué algo inolvidable

One comment on “Y llegó el dia…

  1. Abraham on said:

    Chico, sabes bien que las gracias no son necesarias. La gente de más impacto no es la más ruidosa o estrámbotica, sino la que cultiva relaciones a fuego lento, despacio, metódico, llegando poco a poco a cada fibra y creando un vínculo de los que no se pueden romper. Y tú eres de esa casta. Todas las personas que estuvieron allí, e incluso los que no estuvimos, aún apreciaremos a Claudio García dentro de 10, 15, 20 años, porque aun si pretenderlo te lo ganas.

    Un abrazo.